cine (348) deportes (288) musica (254) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (28) tv (25) curiosidades (23) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

miércoles, 31 de marzo de 2010

Dream Theater + Bigelf @ Caracas, 24/03/2010 (reseña)

Dos años después nos volvió a visitar la banda de metal progresivo estadounidense Dream Theater.

Como lo prometieron, Venezuela es ahora parte de sus giras desde que vinieron por primera vez el 13 de Diciembre de 2005 para presentar Octavarium en el Poliedro de Caracas, por segunda vez el 14 de marzo de 2008 para presentar Chaos in Motion en el Forum de Valencia, y recientemente el 24 de marzo de 2010 en el estacionamiento del CCCT de Caracas con Black Clouds & Silver Linings.

Tuve la suerte de ir a los tres conciertos, el primero fue largo y emocionante ya que tocaban por primera vez en el país en un Poliedro con bastante gente, presentando un set list bien enfocado a tocar sus canciones más populares y las de Octavarium. El segundo concierto no me gustó tanto como el primero, pienso que la principal razón es porque Chaos in Motion no me gustó mucho, tampoco Octavarium, pero con las canciones más viajas compensaron con creces en aquella ocasión.

Pero esta vez no fue así, Black Clouds & Silver Linings me parece el mejor disco de esta gente desde que grabaron Metropolis Pt. 2: Scenes from a Memory (mi favorito de esta banda) por lo tanto disfruté mucho con las nuevas canciones. Pronto publicaré una reseña de dicho trabajo.

Cabe destacar que en la sumatoria de los tres conciertos en Venezuela no han tocado ninguna canción más de una vez, algo para tomar en cuenta y que demuestra lo mucho que aprecia la banda a su público tratando de mostrarle la mayor cantidad posible de material diferente, y reconociendo que sus fans conocen bien la discografía, prefiriendo escuchar cosas distintas que las mismas canciones más populares una y otra vez.

El set list fue el siguiente:

A Nightmare To Remember (Black Clouds & Silver Linings) para abrir con todo el concierto. Los más aficionados al metal de la banda celebraron. 16:11

Beyond This Life (Metropolis Pt. 2: Scenes from a Memory) para seguir con el ánimo bien alto, excelente pieza, una de las mejores de esta banda. 11:23

The Mirror (Awake) otra pieza con pesados reef de guitarra y un teclado criminal 6.46

Lie (Awake) otra pieza de Awake 6.34

A Rite Of Passage (Black Clouds & Silver Linings) segunda canción del disco, excelente, logró hacer cantar al público los coros 8:36

Hollow Years (Falling Into Infinity) primera balada de la noche, hasta a los más duros se le aguaron los ojos. Supongo que aquí es cuando uno descubre el potencial de una banda. Son capaces de hacerte batir la cabeza o de estrecharte el corazón con baladas tan emotivas como ésta. 5:54

Keyboard Solo este fue el momento de lucirse de Rudess, desde lo más clásico hasta lo de más vanguardia (con el Bebot), este verdadero mago del teclado hipnotizó a la audiencia mientras una animación en pantalla hacía lo mismo que él. Sólo pude sonreír ante tal demostración.

Prophets of War (Systematic Chaos) pieza anti bélica de la banda, con un inicio interesante y un puente de guitarra brutal. El público volvió a acompañar a La Brie con los puños en alto y los gritos Time for change! Fight the fear! Find the truth! Time for change! 6.01

Wither (Black Clouds & Silver Linings) segunda balada de la noche, un poco más pesada que la primera pero no por ello menos emotiva. 5.26

In The Name Of God (Train Of Thought) Volvemos a subir los ánimos, con un Petrucci que se mantuvo toda la noche dándose duro con la guitarra 14.15

Encore

The Count Of Tuscany (Black Clouds & Silver Linings) la noche iba a cerrar con el último track del último disco. Una pieza más calmada al principio, bien progresiva, que va creciendo y creciendo con el paso de los minutos paseándose por una variedad de estilos en los que La Brie, Petrucci y Rudess se lucen, para concluir calmadamente.

Los músicos manifestaron sus diferentes personalidades en escena, dentro de un aire de humildad a pesar del respectivo virtuosismo de cada uno que sólo los más grandes pueden manifestar. Portnoy se robó el show con su impresionante técnica, sus baquetas volando por todos lados, tocando de pie o saludando al público. Petrucci puso más caña de la que suele poner en estudio, no se hasta donde llegará este monstruo de la guitarra. Rudess con su peculiar estilo es tal vez uno de los tecladistas más participativos de la escena. La Brie animó al público, cantó bien e iba y venía según la canción (no me gustó que tenía "mucho" apoyo vocal, pero bueno) y Myung, el más reservado, se limitó a darse duro en el bajo y mantener todo en orden. Como siempre, tocaron más allá de la perfección.

El sonido fue bueno de principio a fin. La organización no tuvo mayores problemas, sólo por momentos cuando se acercaba Dream Theater la olla se puso un poco "espesa", paro al final todos se calmaron. El público de esta banda está interesada en la música no en el alboroto. Público bien nutrido para el sitio pero en una locación menor que las anteriores, espero que esto no sea un signo de desgaste por la reiterada presencia de la banda en el país.

El telonero fue una grata sorpresa. Los "peluos" de Bigelf (tienen sendas barbas y melenas) parecieran haberse metido en una cápsula del tiempo hace unos 30 años y haber vuelto hoy. Los tipos se olvidaron de todo lo que se ha hecho musicalmente (y en lo que ha moda se refiere) en los últimos años y van directo a las raíces. Tomen Black Sabbath, Deep Purple, King Crimson y ELP, métanlos en una licuadora, y allí tendrán algo más o menos parecido a lo que toca esta gente. Es curioso que una banda que tiene 19 años tocando juntos (no 14 como dijo cierto personaje en la tarima) y tocando muy bien, es poco más que desconocida. Pienso que ese es un espejo en el que se deben ver muchos principiantes o tipos que creen que saben tocar y que se merecen el éxito fácil o piensan que son unas estrellas.

Para concluir, otra magnífica presentación de la banda de metal más virtuosa del planeta, que junto a un excelente último álbum, promete seguir pateando traseros por un largo tiempo.

Aquí les dejo un par de videos tomados por el mismo Jordan Rudess:

Video del backstage de la banda antes de salir a tocar


Video del público al finalizar el concierto:




No hay comentarios.:

Publicar un comentario