cine (353) deportes (288) musica (251) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (28) tv (25) curiosidades (23) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

lunes, 8 de agosto de 2011

La Vinotinto en la Copa América 2011

Ya pasaron semanas desde que la selección venezolana de fútbol concluyera su mejor campaña en torneo alguno de mayores, un más que meritorio 4° lugar en la Copa América escenificada en Argentina. Con la cabeza ya fría haré mi análisis.

Preparación de la selección

Es importante destacar algo: esta selección tiene dos factores positivos previos al torneo:

- Nunca había tenido tantos jugadores fuera del país, en especial en ligas tan competitivas como la española o la alemana.

- Y esta es probablemente la selección mejor preparada de la historia: pasaron por un centro de alto rendimiento, efectos que se apreciaron claramente en la gran forma física de los jugadores, y efectuaron unos cuantos amistosos de buen nivel, incluyendo uno contra el actual campeón del mundo, España.

Los aciertos y desaciertos de Farías

Farías le cerró el pico a más de uno. Es un poco mezquino criticarlo después de los resultados obtenidos, pero el fútbol siempre da para más. Así como tuvo decisiones correctas considero que se equivocó en otras.

Hablando de España cabe mencionar uno de los aciertos de Farías: Renny Vega. "El muchacho de Acarigua" siempre ha sido un portero hasta cierto punto irregular, de unas grandes condiciones, pero con una actitud dentro del campo que no siempre le favorece. Contra España se erigió como gran responsable de 2 de los 3 goles encajados en un partido en el que la vinotinto no deslució para nada ante una España que jugó casi parada. No es la primera vez que Vega tiene malas actuaciones, factor para mi clave a la hora de escoger un arquero: prefiero regularidad ante espectacularidad. Pero Farías insistió y acertó. Vega fue un baluarte de la selección, con solvencia y unas cuantas buenas atajadas.

Farías también acertó confiando la manija del equipo a Rincón, sin duda el mejor vinotinto y una de las revelaciones del torneo. Al fin el Hamburgo lo sacó del lateral derecho y colocaron en el centro del campo. Su ausencia de la semifinal por una expulsión totalmente injusta ante Chile fue factor clave en el encuentro ante los paraguayos.

Lo de Rincón tuvo mucho méritos. El equipo casi siempre estuvo bien parado en el campo, apoyó el ataque y la defensa no quedó vendida tantas veces como en otras ocasiones. Muy bien en defensa todos: Cichero, Vizcarrondo, Perozo y Rosales. De Rosales me lo esperaba, su paso por el Twente y competición europea se nota, pero Cichero, Perozo y en especial Vizcarrondo me sorprendieron. Estuvieron firmes, bien parados, Vizcarrondo se cansó de sacar balones del área y Cichero se multiplicó en el ataque.

En el medio me gustó Arango, cumplió con su calidad y ganas, una de sus mejores actuaciones con la selección en bastante tiempo. Otro punto para Farías: siempre ha confiado en la zurda de este gran jugador. Otro destacado en el medio fue "El Maestrico" González. De mucho sacrificio y habilidad fue el que más empujó a los delanteros. No me gustó tanto Lucena, pienso que aquí Farías debió variar, aunque no había mucho en donde buscar en esa posición. Tanto así que el fútbol castiga, ¿Quién falló el penal ante Paraguay? También lo critico por no haber llevado a Evelio Hernández, para mi el gran ausente de esta copa, su manejo y facilidad para tocar la pelota pudo ser muy útil.

En la delantera tampoco apoyo la decisión de no haber salido siempre con Miku y Rondón desde el arranque. En teoría Rondón no estaba en plenitud de forma, pero con todo y eso es el mejor delantero que ha nacido en este país, junto a Miku, y tenían que haber jugado la mayor cantidad de tiempo posible juntos. Sabemos que Farías tiene al Columba Moreno y a Maldonado entre sus favoritos, y ambos no le fallaron, pero no se le pueden dar esas ventajas al contrario.

Hablando de dar ventajas a los contrarios, no usó lo suficiente a un talento como Yohandry Orozco. En un partido trabado como la semifinal con Paraguay, con el tiempo extra a la puerta hubiera sido mejor colocarlo a él. Imaginen al maracucho en la prórroga con superioridad numérica y los paraguayos prácticamente caminando la cancha en vez de haberse llenado de delanteros. Para que los delanteros funcionen hay que generar fútbol. De eso debe saber mucho más el profesor.

El partido por el tercer puesto no lo vi, soy de la opinión que se deberían eliminar esos partidos. A nadie le importa llegar tercero o cuarto en una competencia de fútbol y enfrentar a dos equipos por lo general desmoralizados es casi un castigo.

Sobre el país y la vinotinto

Fue muy bueno lo que se vivió durante la competencia, un país volcado con su selección. Espero se mantenga y sea siempre así, aunque se pierda.

Se habló mucho aquí de que tuvimos mala suerte ante Paraguay. Los guaraníes, a pesar de llegar a la final sin ganar un encuentro, tampoco lo perdieron, y en eso son los mejores. Pregúntenle a campeones mundiales lo que tuvieron que sufrir en su camino para eliminarlos, recuerdo rápidamente a España y Francia. Villar fue un auténtico baluarte muy difícil de superar.

También recordemos que el fútbol no es un deporte de tener más el balón o disparar más veces a puerta. El único objetivo es marcar más goles que el adversario y eso nos funcionó perfectamente ante Chile, en donde después de un excelente primer tiempo en el segundo sufrimos una barbaridad y capitalizamos al máximos las oportunidades. El fútbol es así.

Tampoco hay que tomar muy en serio a los periodistas de otros países. Hubo más de una opinión foránea tal vez un poco mezquina ante nuestra selección y hasta cierto punto es normal, no estaban acostumbrados a contar con los nuestros. El respeto se gana en el campo, no en ruedas de prensa, sets de TV o twitter, tómense las cosas con calma y disfruten los triunfos.

Concluyendo

La selección jugó muy bien. Se vio un bloque compacto en todas sus líneas, no cometieron errores infantiles, mostraron jugadas preparadas que les rindieron beneficios y hasta contaron con algo de suerte. En el fútbol por lo general la suerte acompaña a los que lo hacen bien.

Espero seguir viendo este trabajo con miras a la clasificación para el Mundial de Brasil 2014. Pienso que la vinotinto está más cerca que nunca de ir a un mundial, sin embargo es clave que sigan creciendo nuestros jugadores en el exterior. en calidad y cantidad. y mantener la buena preparación. Ahora mismo la selección está en una serie de amistosos en donde se están probando jugadores, lo importante no son los resultados, como perder con El Salvador, si no rescatar información que le sea útil al Profesor y saber con que cuenta.

Felicitaciones a los uruguayos. Desde que dejaron de dar patadas y se pusieron a jugar fútbol les ha ido muy bien. Otra prueba de que los proyectos a mediano y largo plazo rinden sus frutos en las selecciones.

Como siempre he dicho, mis honores a Richard Páez, el responsable de todo ésto. Algún día le harán una estatua, doctor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario