cine (353) deportes (288) musica (251) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (28) tv (25) curiosidades (23) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Unai Amenábar // Misión ¡Váyanse!

tomado de eud.com

Quienes no están de acuerdo con este proyecto aguanten callados o se vayan

Poco a poco, pero sistemáticamente, el Gobierno se ha ido encargando de hacerle la vida imposible a la inmensa mayoría de los venezolanos. La creciente inseguridad, el alto costo de la vida, las fallas constantes en el suministro de servicios básicos, la inseguridad jurídica sobre nuestros bienes, el inexplicable mal manejo de la economía, un modelo educativo que apunta hacia la mediocridad de nuestros niños y jóvenes, la peligrosa injerencia en asuntos de otros países, la defensa sistemática de grupos guerrilleros, el incumplimiento de ofertas como la construcción de vivienda o la eliminación de la pobreza, una salud pública cada día más deficiente, etc, etc, etc.

La explicación de que quienes manejan circunstancialmente este Gobierno, bajo la excusa de que es una revolución, y son una cuerda de incapaces, ya no es satisfactoria. Todo indica que se trata de un plan perfectamente orquestado para que quienes no están de acuerdo con este proyecto simplemente aguanten callados o se vayan. El cierre de medios de comunicación críticos al Gobierno y la censura por la vía del terror a los que deja abiertos, es otra manera de hacernos sentir que no tiene sentido seguir viviendo en Venezuela. La persecución a dirigentes políticos de oposición (en algunos casos para mantenerlos presos unos días y luego soltarlos) es también una amenaza a toda la población. Los resultados de las más recientes encuestas que dan cuenta de que la popularidad del Gobierno y del Presidente van palo abajo, refuerzan aún más la tesis de que como no se puede convencer a la mayoría de la población se trabaja arduamente para lograr que quien esté en desacuerdo se vaya y dejen de molestar. El esquema ya fue probado con éxito en otras tierras, desde las dictaduras del Cono Sur, el comunismo chino, las dictaduras europeas y africanas y más desde hace 50 años la Cuba de Castro. El anciano líder cubano logró eliminar a la mitad de la población que se le adversaba por la vía de los fusilamientos o del escape. Queda de nosotros plegarnos a esa misión del Gobierno o resistir.

UNAIAMENABAR@HOTMAIL.COM

No hay comentarios.:

Publicar un comentario