cine (348) deportes (288) musica (251) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (28) tv (25) curiosidades (23) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

lunes, 24 de noviembre de 2008

Good To Be Bad - Whitesnake (2008)

El ya bastante maduro David Coverdale vuelve después de 10 años con un renovado Whitesnake, en el cual destaca las poderosas guitarras de Doug Aldrich y Reb Beach.
La voz de Coverdale ya no tiene la potencia de antes pero se conserva bastante bien, y la banda que lo acompaña rockea duro.
El sonido del disco es el mismo de siempre, hard rock, un poco edulcorado en ocasiones, acompañado de algunas power balads. Eso es excelente, pareciera que siempre hubieran estado allí, y como insinúan en una reseña en allmusic.com, ese sonido retro es refrescante ante la oferta actual de música.
A pesar de que pasaron cerca, es una lástima que esta banda no se haya presentado en Venezuela a mediados de año en su Good To Be Bad World Tour 2008.
Los tracks van desde los más rock n' roll hasta las más suaves power ballads, para no perder la costumbre.
Todas las canciones son bastante buenas, me recuerdan mucho al disco Whitesnake, el mejor de esta gente, pero a mi gusto se destacan:
1- Best Years: buen tema para abrir el disco, es fuerte y habla de un resurgimiento, como si esta gente quisiera anunciar que están aquí de nuevo y que no se olviden de que existen.
2- Can You Hear The Wind Blow: esta canción tiene un poderoso fraseo de guitarra que invita a rockear. El solo también es bastante bueno, en general el trabajo de las guitarras en esta canción es muy bueno. Lo mejor del disco.
3- Call On Me: otro tema con una potentes guitarras y ritmo pegajoso al mejor estilo Whitesnake.
4- All I Want All I Need: la primera balada poderosa que aparece en el disco, muy buena, al estilo de la recordada Is This Love. Muy buen solo de guitarra.
7- Summer Rain: esta es una balada con guitarras acústicas, que si hubiera sido lanzada al público hace unos 20 años seguramente hubiera sido un exitazo, hoy en día es prácticamente una anécdota. Para los que les gustan este tipo de canciones.

Conclusión:
Si les gusta Whitesnake no se lo piensen mucho. Si les gusta el sonido retro hard rock de los ochentas con guitarras potentes y alguna que otra power ballad (más pesado que el pop metal ojo) o están cansados de tanta porquería que se escucha hoy en día por ahí, este disco les puede gustar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario