cine (353) deportes (288) musica (251) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (28) tv (25) curiosidades (23) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

miércoles, 4 de mayo de 2011

Ya pasaron los cuatro clásicos... ¡por fin!

Acaban de pasar tal vez los 18 días de fútbol (fuera de un Mundial, Eurocopa o Copa América) más agotadores de los que tenga memoria. Cuatro clásicos en tan poco tiempo no es saludable para nadie, en especial para la Roja.

Si hay algo claro en todo este maremoto de titulares deportivos, opiniones, especialistas, pasteleros, declaraciones, partidos, resultados, cuentas para clasificar, árbitros, leñeros y jugones, entrenadores y un largo etcétera es que el Barcelona sigue siendo superior al Real Madrid. Pero las distancias se acortaron.

El balance en partidos es parejo: dos empates y una victoria por lado. Pero eso no refleja la realidad: el Madrid perdió definitivamente la Liga y quedó eliminado en Champions League, su competencia favorita, teniendo que conformarse con la Copa del Rey, torneo que no ganaba desde hace años.

Lejos del 5 a 0 de la ida el Real Madrid a mejorado como bloque, sobre todo defensivo, porque el ofensivo prácticamente no lo vimos gracias a Mou, el principal protagonista de esta historia.

Mourinho dio los cuatro clásicos por perdidos si jugaba de poder a poder y se fue por el anti fútbol, nada más lejano de la filosofía del club. No sólo en el campo, en las ruedas de prensa, en las entrevistas. En cuanto sitio pudo vomitó su contaminada dialéctica. Sembró la duda, atacó los árbitros, atacó a Guardiola, atacó a la UEFA, atacó a todo Cristo, sólo le faltó hablar del Papa.

Todo este ambiente viciado provocó que un equipo y un entrenador, que suelen ser muy limpios dentro y fuera del campo, se volviera en un equipo piscinero, teatrero y que muchas declaraciones de Guardiola estuvieran llenas de cinismo, como las de la vuelta de la Champions. Prefiero a Guardiola quitándose la careta sarcástica y presentando una de catalán mala hostia que dice lo que siente, como en la rueda de prensa del "puto amo".

¿Que consiguió Mou con eso? Meter al madridismo en una dinámica victimista, lejana al señoría del club y hacerles olvidar lo que cuenta: el fútbol.

Mou puso como revulsivo anti culé a Pepe. Relegó a una posición casi sin importancia a Xabi Alonso, el cerebro del equipo, y dejó en el banco a un Lass que es el mejor perro de presa del club (en la vuelta de la Champions lo demostró). No sólo eso, Mou se dio el lujo de no hacer los cambios completos, dejando en el banco a jugadores que serían titulares en cualquier otro club del mundo.

El Barcelona se impuso en el campo, sólo el mejor arquero del mundo, Iker Casillas, pudo evitar que les hincharan la bolsa, por otro lado, las horas bajas de Villa tampoco ayudaron. El Madrid por su parte se dedicó a defender, unos momentos más arriba, que tal vez fueron los mejores momentos de su juego, y otras veces bien atrás, en donde solo suerte dispar de Casillas y Villa evitó números más disparejos.

Los árbitros se equivocaron, como no, y de forma decisiva. La expulsión de Pepe (con la ida de la Champions 0-0) fue rigurosa y el gol de Higuaín (con la vuelta de la Champions 0-0) fue extremadamente legal. También hubo mucho error de criterio pitando las faltas, errores que afectaron a ambos equipos.

Es complicado, por un lado hubo errores arbitrales en la Champions. Pero por el otro, solo un equipo propuso fútbol.

El futuro del Madrid:

A Schuster prácticamente lo botaron por decir que no había nada que hacer contra el Barca. A Capello lo botaron dos veces por su estilo de juego. ¿Qué harán ahora con Mourinho? Es probable que nada. Hay toda una matriz de opinión creada en el madridismo de apoyo incondicional al luso y a Florentino, el verdadero culpable de todo ésto.

Lamentablemente "no hacer nada" con respecto a Mou sea lo mejor. Estoy en total desacuerdo en cambios continuos de director técnico y pienso que es importante darle poder al mister, pero esto es ridículo ya, llegar al punto de cambiar la visión del club por la de un tipo es demasiado.

Lo que en verdad necesita el Madrid es un proyecto a mediano plazo, al menos un par de temporadas sin estrés, sin presiones del público y la prensa. Un presidente nuevo, un director técnico nuevo que entienda lo que es este club y use la cantera. Hacer énfasis en que el Madrid B debe jugar en segunda, no tercera, y hacer lo necesario para ello. Descargar la plantilla, hay demasiado jugador de calidad relegado al banco y mucho jugador que se pierde en el B y termina largándose a otro club.

A mi me gustaría haber visto a Pellegrini con las contrataciones de esta temporada y con apoyo del presidente (y no tanto ataque de la prensa)




No hay comentarios.:

Publicar un comentario