cine (348) deportes (288) musica (251) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (28) tv (25) curiosidades (23) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

viernes, 19 de noviembre de 2010

Green Day @ Caracas, 8/10/2010 (reseña)

Después de 16 años de la salida al mercado de Dookie, los punk rockers californianos Green Day por fin aterrizaron en Venezuela para deleite, y a modo de reivindicación, de los Generación X que como yo, aún nos atrevemos a asistir a conciertos multitudinarios.

Lo malo: casi nada... pero poniéndome exquisito, como suelo hacer, el precio de las birras era excesivo y la salida peatonal del estadio de fútbol de la USB no es apta para este tipo de espectáculos, a veces pareciera un milagro que no se produzca una cascada de gente allí, pero bueno...

Lo regular: El telonero, Lado B, tiene una propuesta interesante, pero no acorde a una tarima de esas magnitudes, de todos modos no lo hicieron mal.

Lo bueno: ¡Todo lo demás!
La locación me gusta (tal vez el hecho de haber estudiado allí y conocerme los trucos ayuda) pero comparado con sitios más peligrosos, llenos de "bien cuidado", buhoneros y malandros, esto pareciera llevarlo a uno a otro país. El clima fresco también se agradece y el sonido estuvo impecable, la locación ayuda con esto.

Green Day tiene, parece mentira, unos 23 años sacando discos, pateando calle y llenando escenarios, eso se siente. El show que aquí presentaron, con cierta estética emo, en el marco del tour para promocionar al 21st Century Breakdown es de calidad, mucha calidad. Es un show en el que se las arreglan para tener al público exaltado por casi 3 horas. Música tienen, aunado al carisma de B.J. Armstrong y la calidad técnica de Tré Cool en la batería y en especial de Mike Dirnt en el bajo, una puesta de escena impecable, manejo de los momentos y emociones del público, constante interacción y una pirotecnia decente logran un espectáculo entretenido, apto para cualquier público, sea fan o no de la banda, cuya ejecución fue perfecta. Me impresionó en particular la potencia de la voz de B.J.

El set list estuvo bien mezclado y variado, con canciones representando cada época de la banda incluyendo un set de versiones en dos tandas, una más pesada con versiones de Black Sabbath (Iron Man), Led Zeppelin (Rock 'n Roll), The Who (Baba O'Riley) y AC-DC (Highway to Hell) y otra más de los sesenta con The Isley Brothers (con Shout se disfrazaron y disfrutaron a modo de fiesta), The Beatles (Revolution, Hey Jude), Rolling Stones ( (I Can't Get No) Satisfaction y Paint It Black), y Ben E. King (Stand By Me). Pareciera una labor social para educar a los más jóvenes (y despistados) sobre la música que sentó las bases de lo que se escucha hoy en día.

Arrancaron con las canciones del álbum de la gira: Song of the Century, 21st Century Breakdown, Know Your Enemy, East Jesus Nowhere, Holiday (esta es de American Idiot) y Murder City; después pasaron al álbum anterior, American Idiot (uno de mis favoritos de la banda) con Give Me Novacaine, Letterbomb, Are We the Waiting, St. Jimmy y Boulevard of Broken Dreams.

Posteriormente vino una sección de nostalgia que arrancó y terminó con dos canciones de Dookie: Burnout y When I Come Around (la locura en la audiencia durante ambas canciones), y entre ellas Christie Road de Kerplunk, Going To Pasalacqua de 39/Smooth y Hitchin' a Ride de Nimrod (aquí el público gozó un mundo bailando).

Aquí vino la parte más pesada del set de versiones, para continuar con las canciones más viejas, y punketas, de la banda con Brain Stew, Jaded de Insomniac; Longview, Basket Case y She de Dookie y King for a Day de Nimrod y cerrando esta sección, y a modo de anuncio de la parte final del concierto, se vino el set de canciones de los sesenta.

A continuación siguieron con un par de canciones del último álbum: 21 Guns y American Eulogy y se fueron para que la gente pidiera encore.

El primer encore fue hecho con American Idiot y la canción de múltiples partes Jesus of Suburbia.

Para el segundo y último encore aparece B.J. solo, armado con una acústica, interpretando Whatsername (aquí es cuando uno se entera del calibre de este artista), Wake Me Up When September Ends y al final, como no podía ser de otra forma, Good Riddance (Time of Your Life) Un final que dejó un toque nostálgico en el que a más de uno se le hicieron agua los ojos después de un vertiginoso concierto.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario