cine (348) deportes (288) musica (254) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (28) tv (25) curiosidades (23) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

miércoles, 27 de octubre de 2010

Morirse en Galicia

tomado de el blog de Paco Nadal

Morirse en Galicia en diferente a morirse en cualquier otro lugar del mundo.El tratamiento de la muerte en esta tierra de raíces celtas es tan especial que los cementerios son parte del paisaje y del entramado urbano.

Un cementerio gallego que se precie de serlo estará siempre cerca del pueblo, en un lugar a resguardo, donde el finado se sienta a gusto. Donde no haga ni mucho aire ni poco. Donde el vivo pueda ir a menudo a pasear y a recordar a los ausentes. De eso hemos estado hablando hoy en el programa. Tocaba Lugo: tierra de preciosos cementerios neogóticos, como los de Goiriz o San Xoan de Alba (la foto de arriba), en Terra Chá. De cementerios como el de Monoñedo, con sus panteones barrocos, con su solemnidad de ausencias, con sus silencios de granito. En él descansa un genio llamado Álvaro Cunqueiro.

En Galicia puedes falta a una boda, a una comunión o a un cumpleaños. Pero nadie te perdonará si faltas a una misa de “cabo de ano”, a una misa de difuntos. No importa que tengas que hacer 200 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta por carreteras vecinales. A las misas de difuntos se va a dar el pésame, a ver y ser visto, a echar el día; se va a desayunar, a almorzar, a comer y a merendar. Sin lágrimas pero sin fiesta. Es la ocasión de ver a los parientes, de hablar de negocios, de tierras, del tiempo…

En las esquelas gallegas, además de los datos del finado, se da el horario del autocar que la familia del muerto ha contratado para que pase por las aldeas más remotas en busca de familiares y allegados del deudo que quieran asistir al “cabo de ano” (“al cabo de un año”). Así es Galicia, diferente a todo. En Galicia hay preciosos cementerios, como los citados. O como el de Camariñas (el cementerio de los ingleses), como el de A Coruña, como el de San Froilán en Lugo.

Pero dice Manuel Rivas, que estuvo de invitado en el programa, que los dos mejores cementerios de Galicia son el La Habana (Cuba) y el de Chacarita (Buenos Aires). Porque hay más gallegos allí enterrados que vivos en Galicia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario