cine (353) deportes (288) musica (251) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (28) tv (25) curiosidades (23) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

martes, 31 de diciembre de 2013

Ghost B.C.


Después de mucha insistencia por parte de uno de mis acompañantes a Hellfest vi a esta banda de Suecia tocar en el tercer y último día del festival (aquí la reseña) El amigo en cuestión tiene cierta debilidad por los temas satánicos en la música y Ghost goza de su total simpatía.

Ghost es una banda de una pequeña ciudad de Suecia compuesta por 6 tipos que en teoría muy poca gente sabe quienes son. Montaron un show, al mejor estilo de Alice Cooper, cuyo tema principal es la adoración a satán a través del Papa Emeritus (cantante) vestido de Cardenal de la Iglesia Católica, con ciertos toques "originales" y cinco instrumentistas, los "Nameless Ghouls" (Demonios o espíritus sin nombre) cada uno identificado por un símbolo de alquimia. Fuera de esta imagen y letras, los de la banda han aclarado que ellos no tienen ningún rollo religioso como muchas bandas de Black Metal, son puro entretenimiento.

Los conciertos inician con los acordes de Masked Ball de Jocelyn Pook, la canción que usan en el ritual satánico en la película Eyes Wide Shut de Stanley Kubrick, escena que por cierto recordé al ver la pinta de la banda, no sería de extrañar alguna inspiración por parte de los suecos en la última obra del cineasta norteamericano. Aquí les dejo la escena por si no la recuerdan o no han visto y aquí tienen el intro de los conciertos.

Musicalmente no esperen Black Metal o nada parecido, usualmente asociado con los actos musicales satánicos de la actualidad. Ghost busca su inspiración más atrás, en los orígenes del metal. Noto mucho Black Sabbath y Judas Priest (como en toda banda de metal), Alice Cooper (musicalmente y en el show), Blue Oyster Cult (musical y vocalmente), Mercyful Fate (en la imagen de la banda). El resultado pudiera sonarle muy pop a algunos, no es pesado (si estás acostumbrado a escuchar metal) pero tiene algo que te invita a escucharlo, y mientras más lo escuchas más te gusta. Tal vez si hay algo satánico en todo esto después de todo.

La banda ha sufrido cambios, no necesariamente para bien. En su primer disco del 2010, Opus Eponymous, tenía un sonido más crudo, más metalero y maligno. Canciones como Stand By Him (la que inició todo ésto), Con Clavi Con Dio y Ritual son excelentes, dentro de un disco sólido, muy bien logrado y sin detalles.

Luego de que firmaran con Universal algunas cosas cambiaron, dejaron de usar el botafumeiro en la apertura de los conciertos (aquí tienen una muestra), "mataron" al Papa Emeritus para darle paso al Papa Emeritus II (con un aspecto algo distinto, dicen que es el mismo tipo) y la música de Infestissumam, su segundo disco del 2013, es un tanto más "light", sin embargo siguen manteniendo la esencia, canciones como Secular Hazey y Per Aspera Ad Inferi se destacan. Esta tendencia se confirma en el EP If You Have Ghost de noviembre de este año, aún más edulcorado. Además de ello, para poder entrar al mercado norteamericano tuvieron que agregar el B.C. en el nombre, antes eran sólo Ghost, pero por temas legales tuvieron que tomar la decisión. En alguna entrevista por allí dijeron que se hacían esas concesiones a cambio de tener un mejor contrato y poder llegar a más público, el fin justifica los medios.

La banda ha participado en gran cantidad de festivales y ha sido telonero de algunas de las bandas más importantes de metal del mundo. Además de ello, varios músicos famosos como Phil Anselmo o Dave Grohl han manifestado abiertamente su debilidad por la banda, apareciendo en público y tras bastidores con ellos.

Dejé a Ghost como última entrada del blog del año porque de alguna forma refrescaron la cara del metal desde que se hicieron notorios en el 2010 y se podría decir que este 2013 ha sido su año de consolidación logrando ofrecer un acto original y de calidad que tanto hace falta en la escena un tanto saturada de las mismas caras, canciones y música en ocasiones  innecesariamente agresiva. No se si se vayan a convertir en una mega banda, lo dudo mucho, es más, tal vez el próximo disco ya no sea lo suficientemente bueno, pero no hay duda de que lo de estos tres años ha sido excelente y merece una nota sobresaliente. Además, siempre tendremos Opus Eponymous.

Hail Papa Emeritus!