cine (353) deportes (288) musica (251) politica (138) humor (133) Venezuela (70) tecnologia (67) economia (43) documentales (28) tv (25) curiosidades (23) publicidad (16) sucesos (13) turismo (10) España (5) cortometrajes (5) religion (4) libros (3) mujeres (3) tramites (3) salud (2) teatro (2) Colombia (1)

lunes, 20 de abril de 2009

Kiss @ Caracas, Venezuela, 17/04/2009 (reseña)

Durante Rock N'Roll All Nite

Después de haber visto en vivo casi todo lo que está disponible que me interesa, no es fácil estar en un concierto con una sonrisa de oreja a oreja y salir contento como un carajito por lo que presenciaste. Ese fue el efecto Kiss en mi persona.

Nunca fui fan ni mucho menos de esta banda, sabía que sus discos Alive son muy buenos y el unplugged de MTV les quedó muy bien, al tiempo que fue bastante emotivo por el retorno de los otros dos miembros originales, pero definitavamente Kiss es sinónimo de entretenimiento. Lo musical es un elemento más de la fórmula ganadora que ha desarrollado por 35 años, no lo principal. Sus canciones, bien pegajosas y aptas para todo público, ganan mucha fuerza en vivo, eso sumado a los caracteres que cada integrante interpreta, el show de pirotecnia y los shows particulares, todo hace que este espectáculo sea algo para no olvidar. Probablemente el mejor y más completo que uno pueda presenciar en la actualidad.

Lo malo:


La asistencia. Fue mucha menos gente de la que esperaba, tal vez el costo de la entradas alejó a los rockeros más humildes o el posible despelote que se esperaba a los más viejos. El punto es que fue sumamente fácil llegar y salir del sitio, caminar dentro del área, etc. tanto que lamenté que esto fuera así.

Comidas y bebidas dentro de la locación. Es un insulto que tengas que pagar Bs 15 por una agua mineral de las más pequeñas, o que si quieras comer algo tengas que morir con unos tequeños fríos o un perro caliente, eso si, whiskey si había por patadas. No me quejo de esto último, pero la organización, Solid Show, debería preocuparse un poco más por los alimentos y bebidas.

Los parqueros: la organización del evento "delegó" la seguridad de los vehículos a los parqueros, quienes de dieron banquete cobrando entre 20 y 30 Bs. Un poco insultante este precio, pero que se le va a hacer, prácticamente pagas para que ellos mismos no te jodan el carro. Y eso pasó, gracias a los imbéciles que les gusta entrar gratis o ver sin pagar, vean lo que pasó en el estacionamiento en este link.

Lo regular:
Los teloneros: Electrocircus, famosos por sus buenas versiones, abrió la noche a la hora pautada. Su show no me dejó nada. Son buenos músicos, todos ellos reconocidos en la escena local, pero su propuesta no me gusta. Tuvieron el detalle de poner en tarima a bailar a la Playboy Venezuela (según ellos). Ese fue un buen toque.

Les siguió Arkangel Reunion, es decir, Arkangel + Paul Gillman, luego de una introducción de Alfredo Escalante (¿será que éstos dos arreglaron sus problemas o el honor de pisar la tarima antes de Kiss fue más fuerte?) El sonido de Arkangel tampoco me gusta mucho, pero su presentación gana mucho con la presencia de Gillman, quien es tremendo frontman. Buena parte del público le recordó sus prefenrecias políticas gritándole alguna cosa o lanzándole algún objeto, ésto último totalmente reprochable. Aparte de eso, ambos teloneros gozaron de buen sonido.

Lo bueno:

El sonido: fue uno de los mejores sonidos que he escuchado en concierto alguno en este país. Pegado de la tarima sonaba muy parejo y bien mezclado. A alejarme al fondo del VIP pude apreciar la potencia que desplegaba. Sólo hubo algunos detalles en la guitarra, en especial en los solos, pero por lo general estuvo muy bien mezclado y bien potente.

Kiss: como ya decía en la introducción, esta banda sabe lo que hace y lo hace muy bien. Es un show que va más allá de lo musical gracias a su teatralidad y elementos técnicos (constante uso de fuegos artificiales, lanzallamas, luces) todo bien soncronizado. Cabe destacar que los lanzallamas en la tarima generaban tanto calor se sentía en el público, no me quiero imaginar el calor que pasarían los músicos.

La lluvia amenazó, llegó a caer unas gotas, pero por suerte paró para permitir apreciar este fantástico show sin problemas.

Paul Stanley es un excelente frontman, habla constantemente con el público, aun se defiende con su voz y se mueve de un lado a otro. Muy bueno el acto durante Love Gun en el que se monta en un aro y recorre por aire el trayecto desde la tarima a la cónsola de sonido en donde se queda para seguir cantando y tocando. Gene Simmons, en su papel de malvado, ya no da el miedo que podría dar antes (con las cosas que uno ve hoy en día...) pero entretiene, moviendo su cabeza y mostrando su enorme lengua a cada rato. Hizo su show de sangre y le pusieron "alas" para que pudiera subir y quedarse tocando en el techo de la tarima, excelente. La batería de Eric Singer podía subir, botando humo por debajo como si fuera un cohete.

El momento cumbre de la noche llegó en Rock N'Roll All Nite, en donde una lluvia de papelillo voló por toda la locación, de verdad bien emocionante el momento, no me quiero imaginar que sentía un fan de Kiss...

Otro momento que me gustó mucho fue el final, con Detroit Rock City, mi canción favorita de la banda.

Después de ese día entiendo un poco más al Kiss Army, legión de seguidores de Kiss que trata de ir a la mayor cantidad de conciertos posibles de la banda y se pintan la cara.

ubiaga.blogspot.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario